Descripción y aplicaciones más comunes

Los aceros calibrados de fácil mecanización se caracterizan por su buen arranque y rotura de viruta.

Su maquinabilidad mejora notablemente con la acritud que le confiere un estirado en frío (resistencia de 500-650 N/mm2).

Son aceros especialmente indicados para piezas mecanizadas en grandes series en tornos automáticos.

Sus aplicaciones más comunes son para la realización de tornillería, bulones, casquillos, racores y arandelas.

Aceros calibrados de fácil mecanización - AUSA Special Steels

¿Qué tipos de aceros calibrados de fácil mecanización suministra AUSA?

AUSA trabaja con las siguientes calidades de aceros calibrados de fácil mecanización. Las propiedades, aplicaciones, composición química, equivalencias y dimensiones varían en función de la calidad elegida.